Entrevista | Natalia García

09.12.2020

Natalia, activista y portavoz de varias organizaciones en Granada- Asociación Anaquerando, la Fundación Lestonnac-Montaigne, la Parroquia de la Paz y la Asociación Pro Derechos Humanos de Andalucía (APDHA)- que han apoyado a los vecinos y vecinas de Distrito Norte a crear la web nomascortesengranada.org y que coordinan otro tipo de acciones, entre ellas la demanda interpuesta contra Endesa por vulneración de derechos fundamentales en Distrito Norte.


Pregunta: Hablando sobre los cortes de luz en el Distrito Norte de Granada, ¿nos puedes describir cuál es la situación en la actualidad? Por ejemplo, ¿habéis recibido alguna comunicación de cortes de luz hoy?

Respuesta: Pues la situación ahora mismo en el Distrito Norte de Granada es bastante compleja. Desde hace unas cuantas semanas nos están llegando todavía más cortes de luz de los que estábamos teniendo antes y, bueno, pues estamos recibiendo estas comunicaciones permanentemente. Hoy, por ejemplo, tenemos en Rey Badis, que lleva más de 20 horas sin luz. Eso hoy, pero ayer hubo otros cuantos cortes más y hay días que recibimos información de cinco calles diferentes que están sufriendo cortes. Cortes que en ocasiones son relativamente cortos y en otras son muchísimo más largos, que superan las 24 horas.


..."El mes que más incidentes registramos fue abril de este año,registramos 179 cortes de luz"...

P. ¿Cuántos incidentes se registran de media en un mes normal?

R. Es muy difícil decir cuántos cortes de luz se producen de media porque la información que tenemos, primero, no implica todos los cortes que están teniendo lugar porque tenemos solo parte de la información, pero no toda. Entonces puedo hablar, por ejemplo, del mes que más incidentes registramos que fue abril de este año, en el que registramos 179 cortes de luz. Hay meses en los que registramos muchos menos y no sabemos si abril fue un mes especialmente malo en cortes o si simplemente estábamos todos encerrados y la gente tenía un poco más de tiempo para mandar la información. Es cierto que es difícil estar permanentemente pendiente de cada vez que se va la luz, además de tener que lidiar con ese corte de luz, tener que mandar un mensaje diciendo cuándo se va, a qué hora vuelve, cuál es el número de incidencia para Endesa... Esto son procesos que puede que a la gente le resulten pesados, sobre todo cuando no ocurre una vez, sino que está ocurriendo prácticamente todos los días. Así que, ¿cuántos incidentes de media? Imposible de decir, pero tenemos meses que hemos llegado a los 179 cortes de luz registrados y estimamos que hay muchísimos más.

..."Otra historia que nos contaba una familia era que cuando estaban sin luz se acostaban todos juntos en el salón para mantener el calor entre ellos y no estar pasando tantísimo frío"...

P. ¿Desde cuándo y hasta qué punto afecta esto en el día a día de las personas afectadas?

R. Preguntar desde hace cuánto tiempo se está produciendo esto es una gran pregunta porque llevamos más de 10 años con cortes de luz. Esto es una barbaridad absoluta. Y cuánto afecta esto a las personas, pues imaginémonos a una de nosotras en nuestras casas. Imaginemos que no podemos comprar nada de congelador porque nos quedamos sin luz y porque la comida se estropea; esto nos ha ocurrido en multitud de ocasiones.

Recuerdo una vez, una familia que nos contó que había comprado helados para los niños y se les rompió el congelador y se le derritieron todos los helados y los niños se quedaron sin helado. También estamos hablando de la carne que se estropea, de que no puedes comprar para tres días, que no puedes mantener la leche abierta por lo mismo, porque se estropea. Eso es la vida normal, estamos hablando del frigorífico; de los que tengan un termo de agua caliente eléctrica; estamos hablando que en Granada hace muchísimo frío y que ni siquiera puedes poner el brasero. Otra historia que nos contaba una familia era que cuando estaban sin luz se acostaban todos juntos en el salón para mantener el calor entre ellos y no estar pasando tantísimo frío. Que tus peques no pueden hacer los deberes porque no tienen luz para poder hacerlos a las seis de la tarde que es cuando se empieza a hacer de noche ahora en invierno. Eso es cualquier vida normal, pero imaginemos además que estamos enfermos. Imaginemos que necesitemos insulina, que se tiene que mantener refrigerada y que no podemos garantizar que lo esté. Imaginemos que tenemos que tomar pastillas y que no vemos la pastilla que nos toca, porque se parecen mucho la una a la otra y no sabemos si es la redondita blanca o la redondita azul celeste y como no hay luz nos equivocamos de pastilla. Imaginemos que necesitemos una máquina para poder respirar por la noche, que tiene que estar conectada a la electricidad y que no podemos conectarla; o bien, que tenemos problemas de movilidad y que nos tropezamos y nos caemos, o incluso que vivimos en un quinto y no sabemos si vamos a poder bajar y luego vamos a poder subir porque el ascensor puede no estar funcionando porque no hay luz en el barrio.

El no tener luz afecta a nuestras vidas mucho más de lo que imaginamos. Lo damos tanto por hecho que cuando no la tenemos es solo en ese momento cuando nos damos cuenta de cómo de dependientes somos. Ahora mismo los suministros básicos son esenciales en nuestra sociedad y en nuestras casas, por lo que estar sin luz de forma permanente y tener cortes a diario o cada dos o tres días extremadamente largos es intolerable en la sociedad que estamos viviendo.

..."Estas historias son historias que no deberían estar ocurriendo, ya que son vulneraciones de derechos gravísimas que las administraciones están permitiendo, que conocen a la perfección y que permiten"...

P. Llegan los meses de más frío y entendemos que habrá muchas personas mayores viviendo en esta zona.

R. Efectivamente, llegan los meses de frío y hay muchísimas personas mayores viviendo en la zona. Muchas personas mayores que verdaderamente tienen grandes dificultades para vivir sin luz.

Os estoy contando muchas historias, pero es que el estar recogiendo los cortes de luz hace que no solo nos lleguen los cortes de luz sino también las historias personales que hay detrás. Nos contaba una familia que su marido, que ya es una persona mayor que había sufrido una operación, y que no podían limpiarle la herida mañana y noche porque no había luz y no veían bien cómo poder limpiársela. Finalmente se le infectó y tuvo que volver a ingresar; cuando regresó del segundo ingreso, que no tenía ni siquiera que haberse producido, todavía no había luz en la casa. Estas historias son historias que no deberían estar ocurriendo, ya que son vulneraciones de derechos gravísimas que las administraciones están permitiendo, que conocen a la perfección y que permiten. Además son la vulneración de un contrato: la mayoría de estas familias están pagando su electricidad igual que el resto de familias en esta ciudad, igual que vosotras, igual que yo. Sin embargo, no están teniendo este servicio y se ríen en su cara, ya que cuando les indemnizan lo hacen por ocho horas sin luz, treinta y cuatro céntimos, que qué dinero es ese de indemnización. No quieren indemnizaciones, lo que quieren es tener luz en sus casas como todo el mundo.

..."Los cortes de luz provocados por Endesa, consentidos por Endesa mejor dicho, están ocurriendo en diferentes partes del Estado español, siempre en barriadas o distritos de la misma tipología: de clase obrera y con familias que tienen dificultades"...

P. ¿Lo que narras ocurre solo en Granada? ¿Por qué esta problemática está tan invisibilizada?

R. Esa es una pregunta excelente: dónde está ocurriendo esto. Parece que Endesa nos vende permanentemente que ésta es una situación puntual y además que ellos vinculan directamente con tema de cultivo de marihuana y que parece que solo ocurre aquí, en una calle de Granada.

Primero, no ocurre en una calle de Granada, ocurre en un distrito completo y está ocurriéndole a muchísimas familias que no tienen absolutamente nada que ver con la marihuana. Si además existe un problema con el tema de la marihuana, pues tendrán que solucionarlo, pero eso no tiene nada que ver con los cortes de luz que están sufriendo estas familias. Pero es que no solo está ocurriendo en Granada, es que esto también está ocurriendo en Gerona, en Madrid... Los cortes de luz provocados por Endesa, consentidos por Endesa mejor dicho, están ocurriendo en diferentes partes del Estado español, siempre en barriadas o distritos de la misma tipología: de clase obrera y con familias que tienen dificultades. Si esto estuviera ocurriendo en el centro de Granada sería tal escándalo que no duraría ni dos días; el ayuntamiento ya habría intervenido, el gobierno andaluz habría intervenido, incluso el Estado habría intervenido para que esto no tuviera lugar. Sin embargo, se permite porque está ocurriendo en barrios de vulnerabilidad social, de los cuales prácticamente nadie se ocupa ni les importa lo que estén pasando sus vecinas y vecinos

..."La respuesta de las Administraciones Públicas está siendo vergonzosa. Lo viene siendo desde hace 10 años y lo sigue siendo hoy en día"...

P. ¿Qué respuesta se está dando desde Endesa y las Administraciones Públicas?

R. La respuesta de Endesa no soluciona la situación que tenemos. Endesa dice que invierte millones, que crea líneas de ayuda... Pero, de hecho, los cortes siguen produciéndose, por tanto, la respuesta que está dando Endesa no basta y no ha terminado con el problema. Endesa tiene que dar una solución a estas familias y nos da igual por dónde pasa la solución. Nos da igual si implica construir generadores más potentes, reevaluar la necesidad energética de la zona o cambiar las instalaciones eléctricas; que hagan lo que necesiten, ese es su trabajo: sus clientes están pagando un servicio que es básico y merecen recibir la misma calidad de servicio que el resto de la población, es decir, exclusivamente tener luz en sus casas. No estamos hablando de nada extraordinario, solo poder tener luz en sus casas.

La respuesta de las Administraciones Públicas está siendo vergonzosa. Lo viene siendo desde hace 10 años y lo sigue siendo hoy en día. Cuando este tema sale en los medios de comunicación, salen en ruedas de prensa diciendo que hay que hacer algo, que esto es un problema muy grande, pero no se hace nada. Las mismas familias siguen año tras año sufriendo los cortes. Esto es una vergüenza pública y un gran ejemplo de mala praxis por parte de las AAPP a todos los niveles: desde el nivel más pequeño, el municipal, pasando por la Junta de Andalucía y pasando por el gobierno del Estado. Y además pasando por todos los partidos políticos, porque todos han estado en el gobierno durante estos 10 años y ninguno ha dado una respuesta real a esta situación grave de vulneración de derechos que está produciéndose.

..."Nosotras consideramos que hablar de enganches ilegales, marihuana e intentar culpabilizar al distrito al completo de estos cortes es intentar marear la perdiz y que no se hable del problema real"...

P. Endesa justifica esta problemática señalando al continuo sabotaje al que está sometida la red de distribución en ciertos puntos donde se registran enganches ilegales. ¿Se podría decir que se está estigmatizando y criminalizando así a todos los vecinos y vecinas que cuentan con contrato, pagan sus recibos y aun así sufren los cortes?

R. Endesa, al igual que el resto de AAPP que deberían haber tomado cartas en este asunto y no lo hacen, intentan distraer la atención. Nosotras queremos recentrarla en que se trata de que hay una serie de personas, una serie de clientes, que están pagando su tasa de electricidad, sus facturas y que no están recibiendo un servicio. Ante esta situación, Endesa tiene que dar una solución y garantizar que cesen los cortes de forma inmediata; a aquellas personas que no puedan pagar, son las AAPP las que tienen buscar una manera para que puedan tener luz en sus casas si no tienen los medios para conseguirla.

Nosotras consideramos que hablar de enganches ilegales, marihuana e intentar culpabilizar al distrito al completo de estos cortes es intentar marear la perdiz y que no se hable del problema real: que son unas personas que tienen contratado un servicio y que no lo están recibiendo. Además esto incide en estigmatizar y criminalizar a un distrito que ya tiene una situación de especial vulnerabilidad y que lo que tendría que ser es apoyado para poder encontrarse, al menos, en la misma situación de partida que el resto de los distritos de la ciudad de Granada.

..."En los medios de comunicación están haciendo una generalización tal, que parece que las personas que están sufriendo cortes de luz son todos narcotraficantes y no pensemos que esta es la situación"...

P. El discurso, además, criminaliza aún más a la población al suponer que estos enganches de luz corresponden a plantaciones ilegales de marihuana.

R. Efectivamente, es eso lo que está haciendo Endesa, y el ayuntamiento está siguiendo exactamente este juego. En los medios de comunicación están haciendo una generalización tal, que parece que las personas que están sufriendo cortes de luz son todos narcotraficantes y no pensemos que esta es la situación. Nada más lejos de la realidad, las personas que están sufriendo cortes de luz son vecinas y vecinos del Distrito Norte de Granada, específicamente de ciertas calles, que han tenido la mala suerte de estar en el lugar adecuado en el momento no adecuado, pero es que no es su responsabilidad. La responsabilidad es de Endesa, si hay problema de cualquier tipo, de cableado, que Endesa lo solucione. Lo que no puede ser es que, por problemas que tiene Endesa con sus propias infraestructuras, los que lo sufran sean los vecinos y vecinas, que acaben sin luz, teniendo muchísimos de sus derechos vulnerados por cuestiones que son absolutamente ajenas a cada una de ellas.

..."Han creado, con apoyo de algunas organizaciones, la web nomascortesgranda.org donde están registrando de forma diaria sus cortes de luz"...

P. ¿Qué han hecho las vecinas y vecinos ante esta situación?

R. Las vecinas y vecinos llevan 10 años organizados. Han hecho de todo, absolutamente de todo: se han manifestado, han hecho concentraciones, han hecho decenas o centenares de escritos al Defensor del Pueblo, han reclamado a Endesa, al Ayuntamiento de Granada, al Defensor de la Ciudadanía, a la Junta de Andalucía, al Estado español; incluso han logrado que se llevara hasta Europa este tema. El año pasado, absolutamente desesperados, decidieron llevar a juicio a Endesa por vulneración de los derechos fundamentales: el derecho a la salud, el derecho a la educación y a la dignidad y a la vida. Y ahí sigue ese juicio pendiente. Los vecinos y vecinas no pueden hacer nada más; han hecho todo lo que ha estado en sus manos. Además han creado, con apoyo de algunas organizaciones, la web nomascortesgranda.org donde están registrando de forma diaria sus cortes de luz. Las vecinas y los vecinos están luchando por intentar que esta situación de vulnerabilidad absoluta cese y, desde luego, es absolutamente incomprensible. Es como para irse a la puerta del ayuntamiento y no moverse de ahí hasta que la situación cambie, porque cómo se puede vivir sin luz durante 10 años con cortes diarios. Es indignante.

..."No es ningún secreto que en este Estado hay muchas familias que sufren la pobreza energética"...

P. El diario online Granada Hoy recogía que este problema afecta sobre todo a unas 4.000 de las 12.000 viviendas de la zona, donde solo 1.700 tienen contrato de suministro eléctrico, un 40% del total. Añadido a la problemática de los cortes de luz, ¿estaríamos ante una situación de pobreza energética en aquellos hogares en los que el suministro eléctrico no está regularizado?

R. Exacto, yo creo que debemos hablar de pobreza energética. Tenemos que hablar de pobreza energética y necesitamos enmarcar muy bien los cortes de luz, dónde están teniendo lugar: en un barrio que tiene una situación tremendamente compleja de desempleo; con una media de vida diez años inferior a la del resto de Granada; con una brecha a todos los niveles, a nivel educativo, digital, a nivel de sanidad. En fin, en un marco del que ya parten extremadamente complejo y donde, claro que sí, hay muchas familias que tienen dificultades para llegar a fin de mes. No es ningún secreto que en este Estado hay muchas familias que sufren la pobreza energética. De hecho, las familias de las que estamos hablando y están sufriendo cortes de luz, lo que tienen en sus casas es un frigorífico, una lavadora y bombillas. No pensemos que estamos hablando de familias que tienen secadora, grandes congeladores o que están gastando muchísima electricidad. Son familias que van a lo básico, que ya de por sí están en una situación compleja y no son ricas, desde luego. Entonces, sí, enmarcar estos cortes de luz en un contexto de pobreza energética creo que es absolutamente necesario y nos ilumina también el camino que tenemos que seguir. La pobreza energética exige la actuación estatal, que tiene que garantizar unas condiciones mínimas de vida digna para toda la ciudadanía. Si hay personas que tienen dificultades para pagar la luz y el agua, es el Estado el que tiene que buscar soluciones a esa situación de vulnerabilidad. No puede permitir que haya personas que no tengan agua y luz en sus casas porque no puedan pagarlas. Igualmente, si se están dando cortes de luz, se asemeja esto a una situación de pobreza energética o de vulnerabilidad energética y es el estado y las AAPP los que tienen que actuar en sus diferentes ámbitos territoriales para garantizar que esto no ocurra.

..."Siempre tenemos que considerar que en situaciones excepcionales, aquellas personas que parten de una peor situación lo tienen más difícil"...

P. ¿Cómo ha impactado la actual pandemia a la situación de los vecinos y vecinas privados de electricidad y, en especial, a las personas dependientes que viven en las zonas afectadas?

R. La pandemia ha sido como un cubo de agua fría sobre todas nosotras. Cuanto más difícil es esta situación de partida, más difícil es tirar para adelante con el nuevo escenario que tenemos. Si para todas fue difícil estar encerradas tres meses desde marzo, para aquéllas que vivían en casas muy pequeñitas, fue más difícil todavía. Si para todas ha sido difícil permanecer aisladas cuando hemos estado enfermas por Covid19 o en cuarentena porque hemos estado con alguien, para aquéllas que viven en un piso y no pueden aislarse porque no tienen una habitación para ello o un cuarto de baño para ellos, también es mucho más complejo. De igual forma, vivir cortes de luz cuando no te puedes ir a casa de tu vecina, que sí que tiene, o a casa de tu abuela, que sí que tiene luz, y puedes cenar en su casa una sopita calentita, pues es mucho más duro porque te tienes que quedar en tu casa. Cuando estás encerrado y no puedes salir a la calle y tu casa es oscura, no puedes encender la luz, es muchísimo más duro. Cuando ir al médico es mucho más complejo que en condiciones normales y además sufres un corte de luz, esto es mucho más difícil. Y, cuando la familia no te puede visitar, no te puede apoyar como han hecho en otras ocasiones y además estás sin luz y te has quedado sin batería en el móvil para poder llamarlos, pues es mucho más duro. Siempre tenemos que considerar que en situaciones excepcionales, aquellas personas que parten de una peor situación lo tienen más difícil. Eso también tiene lugar, obviamente, en el contexto Covid19 que estamos viviendo ahora, y más si lo relacionamos con el tema de cortes de luz en Distrito Norte.

..."Así que me temo que no vemos todavía a corto plazo una solución, aunque espero estar equivocándome. Espero que alguna de las personas que está ejerciendo la política hoy en día dé un paso hacia delante y se enfrente con valentía a la situación que estamos viviendo"...

P. ¿Se espera una solución a corto plazo?

R. No tenemos noticias de que esto se vaya a solucionar a corto plazo. Estamos esperando el desenlace del juicio por vulneración de derechos fundamentales al que llevamos a Endesa el año pasado y las últimas noticias que tenemos son de ayer, del alcalde, indicando que la marihuana era el problema del Distrito Norte o de esta ciudad, no sé exactamente a qué ámbito territorial se refería. Intentar esconder el problema bajo ese paraguas tan amplio que es la marihuana es muy cobarde en realidad.

Hubo hace muchos años un artículo que escribió la compañera Ana Fuentes que hablaba de la marihuana como síntoma de algo que no estaba funcionando bien; como síntoma de que muchas familias no tenían manera de buscarse la vida, de encontrar un sustento y que tenían que dedicarse a la marihuana y todo lo que esto conllevaba. Pienso que señalar a la marihuana per se no nos lleva a ningún lugar bueno si no hacemos un análisis más complejo de la realidad, de por qué cultivar marihuana está tan presente en nuestras ciudades hoy en día. Atención, no solo en Distrito Norte, sino también en otras partes de nuestra ciudad y que no solo hay que mirar quien la cultiva, sino que la marihuana la consume muchísima gente. Desde luego, criminalizar un distrito vinculándolo irremediablemente a la marihuana y, además, como explicando todos los males que ese distrito pueda tener, esto no lleva a ningún sitio. No nos acerca a ningún tipo de solución ante la vulneración de derechos de muchas personas. Así que me temo que no vemos todavía a corto plazo una solución, aunque espero estar equivocándome. Espero que alguna de las personas que está ejerciendo la política hoy en día dé un paso hacia delante y se enfrente con valentía a la situación que estamos viviendo; que Endesa se acabe dando cuenta que esto está trayendo más problemas que beneficios y que acabe invirtiendo en la zona, en infraestructuras que garanticen los suministros eléctricos a estas familias. Dado los miles de millones de beneficios que tiene esta empresa anualmente, esto es nada para ellos, absolutamente nada.

En cualquier caso, a nosotras nos van a encontrar luchando. Diez años llevan, yo no llevo tanto, pero me he sumado al carro y muchas más personas nos sumamos, así que una solución vamos a encontrar y vamos a conseguir. Desde luego no va a ocurrir porque nos lo concedan, sino porque nos la ganemos. Porque los derechos no se conceden, sino que se conquistan y se defienden. En eso estamos, en la conquista de este derecho que nos pertenece y que permitirá que las personas vivan con mayor dignidad de la que están viviendo ahora mismo. Porque dignas son ellas, más que los que nos están impidiendo acceder a la luz de forma permanente.


Entrevista | Sofía España